Navegación de publicaciones

No obstante, mientras me la mamaba iba repitiendo que tenía ganas de meterse aquella polla y que tenía dudas sobre si le entraría, cosa que yo también pensé por la sensación de estrechez que había notado en los dedos.

Me preguntó si tenía preservativo, a lo que le respondí afirmativamente, lo que dio paso a mostrarme una botella de lubricante de mediano tamaño, momento en el que vi claro que follaría, pues era evidente que él venía preparado para cualquier contingencia. Él me indicaba que no le apretara mucho los pezones por lo que procuré retener mis instintos "sado", mientras él seguía repitiendo que quería metérsela aunque le hiciera daño. Me pareció demasiada precaución pero le aseguré que así lo haría.

Sexshop Barcelona

Solamente presenta alguna dificultad la anchura de la base de mi polla, anchura que le incita a exclamar de nuevo que le dolería pero que quería metérsela a cualquier precio. Como no es raro que me suceda, un exceso de lubricante junto con la curvatura de mi polla, no son las mejores condiciones para evitar que en los primeros intentos se resbale fuera de su camino, pero finalmente entró, espero que a gusto de todos, pues intenté hacerlo lentamente para que fuera sintiendo la inexorable penetración sin causarle excesivo dolor.

Estuvimos así un rato pero en cada movimiento de retroceso, por la presión del esfínter y por el perfil ligeramente cónico de mi polla, ésta tendía a resbalarse hacia afuera y cada nueva introducción, dada su estrechez, requería un pequeño esfuerzo, pues no parecía que dilatara mucho por lo que al poco rato decidimos colocarnos de otro modo para facilitar una mejor continuidad de la follada.

Enseguida se pone de rodillas en la cama delante de mi polla, sin sacarle el preservativo le da unas cuantas chupadas, lo que no deja de sorprenderme en alguien tan cuidadoso momentos antes y luego me la agarra con las dos manos a pesar de que no hacía falta, porque no la tengo muy larga y le imprime un ritmo frenético mientras me la aprieta mucho, haciéndome una paja que no tarda en llegar a su final lógico. Nos vestimos y nos despedimos. Efectivamente, esta vez el torniquete funciona y salgo de la sala y de la tienda, no sin despedirme del dependiente que ahora parece mucho mas amable que hace unas tres horas e incluso me sonríe.

Rainbow Barcelona Tour

Había visto alguna vez en internet que esta sex-shop de Barcelona contaba con una sala de proyección de vídeos X claramente enfocada al cruising , pues se anunciaba con un pasillo muy grande de glory-holes, un precio muy barato gratis para las parejas y un horario muy amplio. Un abanico muy completo que comento por lo fascinante que me ha resultado descubrir tanta variedad de oferta en un mismo establecimiento.

Por un designio de la providencia, la mañana siguiente tuve que aplazar la cita que tenía prevista con un sumiso al que iba a enseñar actitud ya veremos si le concedo una segunda oportunidad , de modo que me encontré con una mañana libre sin el plan inicialmente previsto. Por lo que decidí probar el cine del Snow Dreams.

Direcciones a GAY TOYS sex shop (Barcelona) en transporte público

Ese pasillo, por cierto, tiene algunos agujeros a una altura que solamente los podría usar un gigante mitológico aunque si fuera así seguramente el agujero resultaría estrecho y el gigante no cabría en altura , pero supongamos que se han hecho por estética o para permitir mirar al otro lado. Mientras seguía esperando que sucediera algo en la película, entró un chico joven cargado con una mochila, que ocupó también un asiento.

Así estuvimos en la mamada durante un rato hasta que decidí salir, porque oí una voz femenina al fondo de la sala.

Estaba hablando con los concurrentes, que en su mayoría ya la rodeaban. Estuvimos un rato así hasta que se acercó el joven que había visto llegar al principio, le dejé sitio en la boca de la mujer y me desplacé a acariciarle a ésta sus muslos, coño y culo. Finalmente, el chico se colocó un preservativo y se dispuso a follarla.

Mientras lo estaba haciendo, yo le acariciaba su suave espalda, su polla mientras la introducía en aquel jugoso coño, sus huevos y también su culo y su ojete, sin ninguna muestra de rechazo. Le di unos besos en las nalgas porque en aquel ambiente tan hetero no me atreví a comerle el culo, pero tengo la impresión de que también lo hubiera aceptado. Así recibí esa mamada mientras trituraba con dos dedos el ojete del tipo del tanga y, cuando me cansé, dejé al mamador y al del tanga y me fui al servicio a lavarme las manos y algo la polla. También tenía una longitud apreciable y me apetecía mucho comérsela pero, aunque supongo que no se habría negado, no lo intenté por si acaso, pero me hubiera gustado mucho.

También pensé en que, tanto si se había corrido como si no, no me convenía ponérmela en la boca con el riesgo de que pasaran a la misma fluidos de la mujer y de él mismo.


  • GAY TOYS sex shop;
  • Sex shop gay: más información sobre nosotros?
  • fiesta blanca gay.

Volví tras los glory-holes y volvieron a buscarme el anciano mamador y el del tanga. Esta vez el del tanga me magreaba, morreaba con una lengua enorme y me besaba el pecho mientras el anciano me la volvía a mamar, con tan buena fortuna que al poco rato le avisé de que iba a correrme para que actuara en consecuencia, que en este caso fue el recoger con la boca todo lo que le dí.

Todos los locales con cuarto oscuro en Barcelona

Cuando la mujer ya había dicho que en breve tendría que marcharse, el hetero de la gorra, que se había quitado los pantalones hacía rato, le propuso a la mujer follarla, a lo que como era natural no se opuso, así que también se la folló aunque no sé con qué resultado. La temperatura ambiente parecía que había bajado pues todo el mundo estaba vestido, tranquilo y sentado viendo aparentemente la película.

Como tampoco se le ponía dura, se la mamé un rato hasta que estuvo medianamente bien y acabó él aquella penosa faena, con un orgasmo que no aprecié que produjera nada.

LA MUÑECA INFLABLE MÁS REAL QUE TU NOVIA - Mis aventuras en un Sex-Shop

Me senté a su lado y enseguida me facilitó que se la cogiera, aunque también era pequeña, pero no tanto como la de la persona anterior. No tardé en ponérmela en la boca. En el pasillo de salida me crucé con una chica de bandera que supongo sería alguna de las que iban a actuar en alguno de los porno-show previstos, una auténtica belleza.

Para ello mejor visitar su web. Sex shop con zona de cruising en la planta superior, 14 cabinas, laberinto , glory holes, sala de sling y cuarto oscuro. Saltar al contenido. Empieza aquí. Boyberry Sex shop gay con toda clase de artículos para el placer. También hay taquillas donde puedes dejar tus cosas, zona de internet y de relax. Entrada 7 eur.

Avda de Roma Horario: Todos los días de 9 a 0 horas. Universitat Facebook Nostromo Sex shop gay con cabinas con glory holes.